Un mercado sin vacunar

EDITORIAL ● La revista INVERSIÓN analiza el impacto de la variante ómicron en los mercados

La reacción de las bolsas mundiales a la aparición de ómicron confirma que el mercado sigue sin estar vacunado contra el Covid-19. El contagio ha sido inmediato en todos los índices. Este golpe ha dejado a las acciones en un estado de debilidad y amenaza el rally de Navidad y el conocido como efecto enero en el arranque de 2022. También cuestiona la política de los bancos centrales, cuando el presidente de la Fed acaba de cambiar su discurso: la inflación ya no es transitoria y el mercado tiene que prepararse para un acelerón en la retirada de los estímulos y en la subida de los tipos de interés. Pero todo está en manos de ómicron y de las conclusiones que saquen los científicos en los próximos días, porque pueden cambiar la hoja de ruta de Powell y Lagarde. 

Al inversor no le queda más remedio que acostumbrarse a convivir de nuevo con la volatilidad, porque las declaraciones y las informaciones ligadas a ómicron seguirán produciendo sacudidas en las bolsas. La experiencia de marzo de 2020 y de la variante delta nos dicen que las acciones se recuperan con fuerza tras estos episodios. Pero antes hay que superar la prueba más difícil: acertar con el punto de entrada.