Donald Trump. El peligro para la democracia de cuatro años más

El caos imperante en la Casa Blanca augura que Donald Trump hará lo que crea para impedir que Joe Biden sea el presidente 46 de los EE.UU.

Las cadenas televisivas transmitían en directo el regreso en helicóptero a la Casa Blanca de Donald Trump después de pasar 72 horas hospitalizado por trastornos del coronavirus. Tras ascender la escalinata que une el jardín con los balcones de la mansión, el presidente se arrancó la mascarilla que cubría su rostro y lanzó un saludo militar hacia un punto indefinido del horizonte más allá de Pennsylvania Avenue.

La escena provocó un lacónico comentario de David Gergen, uno de los más veteranos y respetados politólogos del país, resumiendo el espectáculo que se desarrollaba en la pantalla: «Estamos en manos de un loco».