Esta inflación loca, loca, loca

SIN SUSCRIPCIÓN ● En la revista INVERSIÓN advertíamos hace un año del renacer de la bestia económica: la inflación. No nos equivocamos

Hace exactamente un año, la revista INVERSIÓN advertía del renacer de la bestia económica, de la vuelta del gran enemigo del inversor: la inflación. Pocos compartieron en ese momento nuestra tesis, pocos vieron un riesgo inminente en la subida de los precios. Pero INVERSIÓN detectó que este problema estaría muy pronto en la agenda de los inversores. No nos equivocamos.

Portada 1.244 de la revista Inversión

La prueba estuvo en el ETF iShares TIPS, que mide la evolución de la deuda pública estadounidense protegida contra el aumento de los precios, que rápidamente marcaba máximos históricos.

A partir de ahí la inflación ha provocado fuertes sacudidas en los mercados de bonos y de renta variable y ha dado la vuelta a la agenda de los bancos centrales, que se han visto obligados a revisar su estrategia. En estos últimos meses, como en la canción de Pancho Céspedes, la inflación se ha vuelto loca, loca, loca.

Y por si fuera poco, en junio la bestia ha vuelto a rugir, al registrar en los Estados Unidos la mayor subida de los últimos 13 años. Los defensores de la transitoriedad del repunte de los precios estaban convencidos de que en mayo se tocaría techo. Pero no. Vuelven las dudas y la presión sobre la Fed, aunque su presidente Powell está dispuesto a resistir.

En portada