El índice más querido

EDITORIAL ● La revista Inversión analiza los cambios en el DAX alemán a pocos días de la marcha de Merkel

Si hiciéramos hoy una encuesta entre inversores sobre cuál es el índice preferido para operar, estoy convencido de que la respuesta más repetida sería el Dax 30. El indicador alemán es el más querido por los inversores, especialmente por los traders, que ven en él numerosas posibilidades de estrategias de trading. Por su composición, diversificación y liquidez. Y también porque en los últimos 30 años ha demostrado su capacidad de generar rentabilidad tanto en los buenos momentos de mercado como en los malos.

Esta semana, el Dax es noticia porque concluye la amplia reforma que inició hace más de un año y que supondrá diez nuevas incorporaciones, a partir de este lunes 20 de septiembre. Nuevas oportunidades se abren para los inversores. La elección de las compañías ha convencido. Y aunque el momento no parece que sea el más oportuno para hacer el  cambio, porque prácticamente coincide con la celebración de las elecciones alemanas, no parece que el impacto se prolongue más allá de unas semanas. El negocio de sus compañías no depende tanto de cuestiones internas. Y aunque la marcha de Merkel se notará en todo el país, en la bolsa se espera que su alcance sea limitado.