Claves del 2021

La economía afrontará el nuevo ejercicio con la impaciencia de recuperar lo que se recuerda como «normalidad»

Todo el mundo, literalmente, desea ver el fin de 2020, el año más insólito del que se tiene memoria. Cuando concluyan los ritos festivos –raros, también— la política y la economía afrontarán el nuevo ejercicio con la impaciencia de recuperar lo que se recuerda como «normalidad», un concepto redefinido por el virus y que nunca será igual al que se dejó atrás. 

Para el Gobierno, «normalidad» significa aprovechar su mayor éxito del año que termina, la aprobación de los presupuestos, para avanzar en su agenda legislativa y gestionar los fondos europeos para la reconstrucción. Ambos objetivos auguran la continuidad de la doble pinza con la que deberá lidiar Pedro Sánchez: la del PP, Vox y Ciudadanos y la que cohabita en el seno del propio Ejecutivo, representada por su vicepresidente segundo.